FANDOM


Desconexión
Mirai Nikki - 22 - Large 11
Nombre
Kanji 切断
Rōmaji Setsudan
Español Desconexión
Información
Número #22
Fecha de Lanzamiento
Banda Sonora
Opening Dead End
Ending Filament
Anterior Siguiente
PIN
Incumplimiento del contrato

Desconexión (切断, Setsudan) es el vigésimo segundo episodio del Anime Mirai Nikki.

Resumen

Sorprendido por la respuesta de Deus, Aru intenta decírselo a Yuki, pero Deus lo detiene. Deus revela que Aru es una entidad creada por él para observar y grabar información sobre el juego de supervivencia y comienza a desintégralo, prometiendo que lo dejara si puede probar si ha hecho cualquier cosa fuera de su voluntad. Aru tiene éxito cuando revela que Kamado convirtió su diario en un diario de aprendiz, deseando cambiar el futuro y salvar a Yuki. Mientras Yuki y Yuno se aproximaban al departamento de Aru para matar a Kamado, ellos son detenidos por Aru. Yuno comienza a pelear con Aru, mientras Yuki persigue a Kamado y a sus amigos. Cuando él corre tras Hinata, ella le dice a Yuki que Aru ha aprendido mucho de Deus: incluso con el poder divino concedido al ganador del juego de supervivencia no podría traer de vuelta las almas de los que han muerto.

Mientras tanto, Yuno, quien ha sido acorralada por Aru, se apuñala y llama a Yuki, engañándolo diciéndole que todos lo están engañando. Yuki asesina a Hinata, Mao y a Kousaka, creyendo que puede traerlos de vuelta a la vida después. Aru alcanza a Yuki y le avisa que Yuno planea matarlo. Yuno se para frente a Yuki y Aru cuando Aru toma a Yuki y lo besa. Aru toma un tubo y comienza a pelar con Yuno. Aunque Aru rompe el diario de Yuno, ella no se desvanece; Yuno saco un segundo celular de su bolsa, aclamando que el primero era falso y corta la garganta de Aru. Después, encuentra a Kamado y la mata. Aru agonizando sabe que el diario que el destruyo era real, de repente tiene una epifanía sobre Yuno. Como no puede hablar ya que su garganta fue cortada Aru escribió un mensaje en su teléfono y se lo muestra a Yuki ("Yuno ya fue Dios una vez."), permitiendo a Yuno terminar con él, y al mismo tiempo, Deus colapsó.